No cabe duda que todo este a帽o es especial y la pandemia que nos azota ha hecho que estas Navidades hayan sido algo distintas, pero nada ha impedido que Sus Majestades 鈥淟os Reyes Magos de Oriente鈥 hayan venido hasta nuestra Casa Hogar a dejar los regalos tan esperados durante todo el a帽o.

Por supuesto, tambi茅n han sido unos Reyes diferentes, ante la imposibilidad de abrir las puertas de esta Casa para que esa noche m谩gica nuestros ni帽os y todas aquellas personas que hacen que d铆a a d铆a esta Casa funcione pudieran participar de esta fiesta tan familiar. 聽SS. MM. Los Reyes, se asomaron a las ventanas y desde all铆 saludaron a los ni帽os que desde la calle se conformaban este a帽o con saludarles desde lejos antes de ir a dormir.

Acto seguido, descendiendo por la escalera central Los Magos de Oriente se dirigieron al comedor, donde les esperaban los residentes en la Casa con la misma ilusi贸n que todos los a帽os esperando que se cumplieran los deseos detallados en las cartas que escribieron.